follow site Ibiza es el producto de un intrincado mosaico de culturas, una encrucijada de civilizaciones y los diversos pueblos que, a lo largo de miles de años, han dejado su huella en este rincón idílico de las Islas Baleares. En abril de 2017, fue el anfitrión de los primeros White Island Classics.

follow url Nuestra base de operaciones es Marina Botafoch, un puerto de yates boutique hermanado con Puerto Portals en Palma y La Sabina Marina en Formentera. Las bellas personas que habitan en este entorno enrarecido han convertido este estacionamiento en el más caro del Mediterráneo en agosto. En abril, sin embargo, el ambiente es más relajado. Entra Sebastian Devonshire, un moderno residente de Botafoch, cuyo abuelo primero navegó en estas aguas en 1954. Pasó una niñez feliz aquí encerrado en botes de madera y quiere compartir su placer de por vida con los demás.

http://magicalpiratepartys.com/blog/wp-admin/ La mayoría de los días un viento del este, el Levante, se desarrolla haciendo que las aguas turquesas entre Ibiza y Formentera sean perfectas para competir en yates clásicos. Estas aguas son algunas de las más bellas del mundo, cristalinas desde los extensos prados submarinos de Poseidonia que las nutren.

¡Esta es una regata en la que los propietarios se suben a sus barcos y navegan por el Mediterráneo para participar en la diversión y los juegos! El astillero finlandés Swan construye algunos de los mejores yates del mundo. Uno de los primeros en salir del patio en 1972 fue Es Palmador. Inglés, Charles la mantiene en St. Tropez, pero al enterarse de la regata de Sebastián, deslizó sus líneas y navegó hacia abajo.

Cirujano suizo, Tim llegó en barco desde Palma con su tripulación joven y apuesto en el cortador de mazos del siglo XIX, Marigan. Manejaron este yate complicado magníficamente y ganaron las carreras terminando solo un punto por delante de la maravillosa balandra Madrigal de Ashley Devonshire que fue construida por William Fife en el Clyde en 1938. Madrigal fue igual en puntos con la leyenda balear Argos construida en Essex en 1964. Este balandro, propiedad de una familia española muy deportiva, ha estado ganando carreras en esta parte del Mediterráneo desde principios de los 70.

El yate más magnífico de la flota era la goleta de gaff Kelpie of Falmouth. Su patrón de Kenia, Jerry, invitó amablemente a algunos jóvenes marineros ibicencos a unirse a su tripulación y les dio una iniciación en el oscuro arte de la navegación de goletas. Este es el espíritu de White Island Classics.

Off the water Marina Botafoch  is a popular local spot buzzing with shops, restaurants and bars.  The marina provides an exclusive area in the port with moorings for 10 days.  During the regatta there was a gourmet cooking competition for the fine restaurants focusing on delicious local ingredients.

A magnificent Bedouin tent, compliments of Heaven Tents, appeared in the car park complete with a DJ and free cocktails provided by buzzy new drinks brand Moose, who seem to have come up with a hip new challenger for Pimms.

The Regatta rounded off with Classic Day when Ashley Devonshire rolled in with his 1934 Bentley Blower to join some of the island’s best classic cars on display. There is also a traditional Ibicencan market showcasing crafts and produce from Ibiza.